¿Busca sus aplicaciones? Haga clic en el icono de la cuenta en el extremo superior derecho de la página.

Forraje de alta calidad para vacas y compañía

Hero Image

El aumento de los precios de los componentes forrajeros comprados, como el grano, pone claramente de manifiesto la importancia de los piensos básicos de alta calidad cultivados en las explotaciones. En el caso de las praderas, esto implica que no se debe descuidar el mantenimiento, la fertilización y, de ser necesario, la resiembra de campos y pastos.

El sensor CropSpec de Topcon tiene la huella de sensor más grande de la industria, es fácil de montar en el techo del tractor, se puede ajustar mientras se conduce, puede usarse durante el día y la noche independientemente de las condiciones de luz y es compatible con los aperos de todos los fabricantes. Estas características también se aplican a la resiembra de praderas porque el sensor puede detectar, procesar y utilizar todo lo que es verde como base para posteriores medidas.
 
En el caso de la resiembra de praderas, el reflejo de las plantas en el rango infrarrojo que se mide mientras se conduce sobre el dosel vegetal se utiliza para determinar la masa de las hojas. Sobre esta base, el software del sistema puede identificar daños en el césped y calcular las tasas de sembrado necesarias. En términos sencillos, un reflejo bajo significa un terreno con parches de pasto al que reacciona el sistema aplicando semillas en tiempo real y en lugares específicos.
 
Dependiendo de la condición de los prados y pastizales, se pueden reparar los daños por pisoteo o los huecos causados por las malas hierbas y los ratones, y establecer plantas de más alta calidad en la hilera. Esto se puede hacer a principios de la primavera o entre el segundo corte y el inicio de septiembre.

Consulte para obtener más información sobre la monitorización de la salud del cultivo y el sensor CropSpec.

Cropspec image